lunes, 17 de enero de 2011

cronica nica XIII

NICARAGUA

A medida que pasa el tiempo, uno sigue sorprendiéndose y descubriendo mas acerca de Nicaragua y de sus protagonistas, pero me voy a permitir declinarme, por sus protagonistas en femenino.
Esta vez os quiero presentar a Luisa Amanda Espinoza o también conocida como Lidia. Conozco a esta mujer, a cuya vida os reporto un poco mas abajo, a través de una asociación que lleva su nombre AMNLAE, la cual lucha por la equidad de género y codenando el maltrarto y el abuso que todavía hoy, en esta Nicaragua libre, se sigue ejerciendo sobre ella, y en muchos  casos sin ningun tipo de impunidad. Los motivos por los que conozco esta asociación, os lo desvelaré un poco mas tarde, porque quizás los vinculos con ella, se hagan mas estrechos...a ver si tengo suerte...ya os contaré.
Lo unico que pretendo es que tengais una visión mas de esta Nicaragua, que en una época fue capaz de movilizar a la sociedad por igual, donde los hijos e hijas de la revolución, iban de la mano, sin distinción,  en busca de un futuro mejor. Ojala, esto pueda darse de nuevo aqui y en todos los lados, pero no bajo la escusa de una guerra o una revolución, sino bajo la luz de la logica y el derecho fundamental de la equidad y la libertad.



 Luisa Amanda es una de las primeras militantes sandinistas que cae en combate urbano luchando en contra de la Dictadura Somocista un 3 de abril de 1970 en las cercanías del Barrio Ermita de Dolores de León y sus restos descansan en el Cementerio Oriental de Managua.
Luisa Amanda o Luisa Antonia como era su nombre de pila, nace un 19 de agosto de 1948, hija de doña Antonia Espinoza y de José Cruz Espinoza, en un hogar muy pobre de 21 hijos (as) siendo ella una de las menores. En el Barrio El Calvario de Managua vivio condiciones de marginación económica y social, su madre lavaba planchaba para ayudar a la sobrevivencia de la familia.
Sus padres la envían a la Casa de Nicolás Gutiérrez un tío materno que tenía mejor situación económica, dueño de una panadería, allí Luisa Amanda estudia y trabaja vendiendo pan. Luego en Managua en la Hacienda "Los Puentes" trabaja como ayudante de peón, compartiendo su vida con los (as) campesinos (as).
Desde 1963 Luisa Amanda se integra a la lucha sandinista, bajo el seudónimo de "Lidia", como colaboradora contando con apenas 14 años de edad. en una época en que la incorporación de las mujeres a la lucha por la liberación de Nicaragua no era frecuente.
Para las mujeres nicaragüenses, Luisa Amanda representa la beligerancia y firmeza de la mujer nicaragüense, que rompe con el papel tradicional que le asigna la sociedad y se incorpora a la lucha revolucionaria para acabar con el sistema de represión política, económico, militar y social del régimen somocista.
Es por su ejemplaridad que nuestra Asociación de mujeres Nicaragüenses "Luisa Amanda Espinoza" —AMNLAE en 1979 cambia de nombre para expresar la identificación de las mujeres con su lucha por los cambios sociales, económicos y políticos de Nicaragua; cambios que hoy continuamos impulsando en una coyuntura: de globalización y ajustes económicos estructurales que han tenido un impacto devastador en las mujeres por su situación de desventaja en la sociedad; del flagelo de la corrupción con los recursos públicos; del abuso de poder y autoritarismo; de retroceso en el estado de derecho y la institucionalidad del país; de una situación de pobreza generalizada y pobreza extrema reflejada en elevados índices de desempleo, hambre y desnutrición, analfabetismo, falta de acceso a la salud y educación, insostenible alza en los servicios básicos de agua, luz y teléfono, como consecuencia de la privatización de estos servicios,; de violencia intrafamiliar y sexual retrocesos jurídicos sobre los derechos de las mujeres y de falta y políticas públicas que beneficien a las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada